Misiones, Sunday 16 de September de 2018

El rápido accionar de una docente neutralizó la intención de un desconocido que intento ser convincente hasta con la docente, para llevarse al niño. La historia se viralizo con audio propio de la docente y en compañia de un mensaje de agradecimiento por su heróica intervención.

En diálogo con un medio local, la maestra Maria Quiroz, docente de la Escuela 668, ubicado en la calle conocida como Despensa Acaray, a metros de la Avenida San Martin, km 3 y que salvó a un alumno de un posible episodio desconocido: “la denuncia la realicé junto a la Directora de la Escuela el día de ayer viernes apróximadamente a las 17:30 hs. en la Seccional Segunda del km 2 de Eldorado”.

Llego En el momento justo.

“Por esas circunstancias que ponen a uno en ese lugar, estacioné mi auto en un lugar que no es el habitual al llegar a la escuela, lo que al salir me ocasionó demoras. Estaba atascada sin poder salir. Soy docente de la Escuela 668 km 3, que está detrás del hospital Ramón Gardes La directora permanecía aún en la Escuela con la vice y estaban cerrando la institución”.

“Cuando logre salir con mi vehículo y a 30 metros de la escuela, estaba por hacer el giro obligado para salir a la avenida, que está a una cuadra veo que mi alumno estaba parado en la esquina. Un alumno mío de apróximadamente 8 años, que sé, que habitualmente lo busca un señor, que es la persona que convive con su mamá, lo busca en moto. El niño espera en la puerta de la escuela, lo veo siempre y lo buscan siempre, no a tiempo. Ayer se ve que también se demoraron unos minutos y al llegar a la esquina veo a mi alumno ahí, solito. Es una zona complicado la zona del km 3, estamos un poquito alertas siempre. Verlo ahí solito, me motivó a parar en ese lugar, y me puse a pensar que habrá pasado con él, no le vinieron a buscar, van a mandar remis”

El extraño del auto blanco.

“Mientras pensé eso en un segundo, se acerca un auto Fiat, uno de los nuevos, color blanco sin ninguna especificación especial, no tenía cartel de remis, un auto estándar, nada que me llame la atención como un auto exorbitante. Entonces veo q el señor se interpone entre el niño y yo y tenía el auto con los vidrios altos. Al ver que el señor era desconocido y que se dirigía a mi alumno y le habló, bajo el vidrio y el quedo a medio metro mío, entonces yo escucho para saber si lo reconocia como pariente o amigo de la familia”.

Agrega Quiroz que “me pareció extraño, el vehículo no es conocido, hace 25 años que estoy en la escuela, conozco a toda la comunidad educativa. Esta persona era desconocido. Escuche que el señor le dice, “¿nene de que grado sos?, subí a mi auto, te llevo a tu casa”. Cuando escucho esto, imaginé la circunstancias, es un señor desconocido que se está ofreciendo a llevarle a un niño a su casa, no le conoce evidentemente porque pregunta sobre de que grado sos. Entonces apago mi vehículo en el medio de la calle, bajo y voy adónde está mi alumno ¿conoces al señor? ‘”no” me dice y entonces hablo con el señor y le digo, usted ¿conoce al niño? “No pero, le voy hacer un favor”. Le respondo: “favor de qué, favor de qué?”- “y de llevarle a la casa”me dijo.

“El no va a ir con usted, a él lo van a venir a buscar y se queda conmigo, es mi alumno”.
El hombre siguio insistiendo para llevar al menor a la casa sin saber quién era y sin conocer el camino, hasta se inclina y abre la puerta del auto y se dirigía hablando a mi alumno y le decía “subí que te llevo”.
Hasta a mí trató de convencerme que me iba hacer un favor llevándolo”.

Descripción física

El hombre es robusto, de edad apróximada 40 años, aspecto llamativo agradable rostro ,los ojos muy enrojecidos ,habla muy bien ,muy coherente.

Merodeando.

“Otra cosa que me llamó la atención, el vino hasta ahí hablo con el niño y volvió, no llego a hacer una cuadra, ni siquiera tenía intenciones de doblar hacia la escuela, es como que andaba merodeando, toda la circunstancias fue extraña”.

Resguardo.

“A mi alumno, lo subí a mi auto y le llevo a la escuela, hasta que le vengan a buscar,. Cuando subimos al auto, el auto blanco en cuestión gira en U por detrás mío y vuelve a salir hacia la Avenida. No alcanzamos a volver y veo que se acerca la persona que viene a buscarlo habitualmente todos los días a mi alumno.”

Sigue Quiroz: “bajamos nuevamente del vehículo, ahí fue que el Fiat Uno gira por detrás del mío y sale hacia la avenida y le pierdo de vista y de este modo no pude tomar el dominio del vehículo pues prioricé la integridad del menor”.

Al llegar a la Escuela, Quiroz comenta: “,en ese momento el hombre que cotidianamente lo busca, aparece y se le comenta los pormenores agradeció y llevó al niño, me quedé tranquila entregué al niño al tutor, estaba en buenas manos, vuelvo a la escuela, comunicó el hecho a la directora, Gladiz Sandoval y vamos hacer la denuncia.”

Consejo.

La docente recordó que tanto los docentes como los padres, de encontrarse en una situación similar, realizar una formal denuncia ante las Autoridades, para que sé tome el curso que corresponde