Misiones, Saturday 8 de December de 2018

Un hospital Nivel 1 en Campo Grande y una comisaría en Oberá fueron las obras que inauguró ayer viernes el gobernador Hugo Passalacqua, junto a ministros de su gabinete y los intendentes Carlos Sartori y Carlos Fernández, respectivamente

“Estamos en una reunión de la familia misionera, nunca perderemos el norte que es nuestro trabajo, nuestra vocación. Este hospital nivel 1 no es producto de la casualidad. La nación se retiró casi del mundo de la salud. Hay 161 inspectores de la salud que nación ya no se hace cargo; pero nosotros incorporamos al Estado Provincial a esos efectores que la nación dejó”, destacó el mandatario provincial al dejar inauguradas las modernas instalaciones del nuevo hospital en la Capital del Docente, Campo Grande.

Passalacqua reconoció que “las necesidades son muchas”, pero que desde su lugar busca atender principalmente los aspectos relacionados con la salud y la educación y después los otros aspectos que requieren atención en la provincia. Reiteró que “en un momento de crisis, es donde sale la garra y el coraje del misionero. El misionero no se rinde, siempre estamos de pie y siempre mirando hacia adelante”.
En la Capital del Monte, Oberá, el Gobernador inauguró el edificio completamente nuevo de la Comisaría Seccional 5ta, dependiente de la Unidad Regional N° 2, que velará por la seguridad de los populosos barrios Villa Stemberg, Cien Hectáreas y San Miguel.
En esta oportunidad, Passalacqua destacó especialmente que “hubo mucho esfuerzo en estas obras” y que la inversión tanto para el hospital de Campo Grande, como para esta comisaría salieron de las arcas de la Dirección de Rentas de la Provincia y “sin eudeudarnos”. Pidió a los más de veinte uniformados que desempeñarán sus funciones en este lugar “tener las manos extendidas” hacia el vecino, que adopten como práctica cotidiana el acercamiento a la gente, la atención permanente a los barrios, antes de que acontezcan los hechos de violencia. “Mucha participación, mucha prevención, siempre estar cerca, para ver lo que le está pasando al vecino; si el policía está cerca intuye antes y sabe qué pasa, esa es la cercanía”.
La nueva comisaría está ubicada estratégicamente en un lugar alto, en la zona intermedia entre los tres barrios donde los vecinos requerían su puesta en marcha debido a los constantes hechos de inseguridad en la zona. Cuenta con dependencias bien diferenciadas y con las comodidades que se requieren; un patio principal y las celdas, separadas del cuerpo central